domingo, 22 de agosto de 2010

glorieta de los HERMANOS MACHADO - Parque de María Luisa - Sevilla





Es de forma circular. Con una fuente en medio que el Ayuntamiento dedicó a estos poetas sevillanos, en el año 1931, tenía grabado los titulas de sus obras, hoy ya no puden leerse, La rodean tres bancos que conforman los tres accesos de que dispone la glorieta en sus extremos anaqueles para guardar las obras de estos poetas. Esta rodeada por Buganvillas, Celestinas, varias clases de Jazmines, estando guardada por varias majestuosas Araucaria bidiwille, ejemplares únicos en esta ciudad 

Rodeandola: Acacias, Almeces, Olmo, Ginkgos, Encina, Aligustres, Eucaliptos 
Los Hermanos Machado: Antonio y Manuel, nacen en Sevilla donde transcurre su infancia trasladándose la familia a Madrid donde realizan sus estudios comienzan a escribir poemas y llegan a colaborar en el teatro, recordando siempre el ambiente andaluz, su obra cumbre sin duda “la lola se fue a los puertos” , la guerra civil los separa Antonio que perteneció a la generación del 98 huye a Francia exiliándose en Colliure donde fallece y es enterrado,  el cementerio es muy visitado , Quizás sea actualmente uno de los poetas mas leídos Manuel queda en Madrid falleciendo poco después de su hermano
A UN OLMO SECO


Al olmo viejo, podrido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han salido.

¡El olmo centenario en la colina
que lame el Duero! Un musgo amarillento
le mancha la corteza blanquecina
al tronco carcomido y polvoriento.
No será, cual los álamos cantores
que guardan el camino y la ribera,
habitado de pardos ruiseñores.
Ejército de hormigas en hilera
va trepando por él, y en sus entrañas
urden sus telas grises las arañas.
Antes que te derribe, olmo del Duero,
con su hacha el leñador, y el carpintero
te convierta en melena de campana,
lanza de carro o yugo de carreta;
antes que rojo en el hogar, mañana,
ardas, de alguna mísera caseta,
al borde de un camino;
antes que te descuaje un torbellino
y tronche el soplo de las sierras blancas;
antes que el río hasta la mar te empuje
por valles y barrancas,
olmo, quiero anotar en mi cartera
la gracia de tu rama verdecida.
Mi corazòn espera
también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.
                                                                                Antonio Machado
El olmo seco está en Soria. También en este parque, en el lateral del Pabellón Real junto a un pequeño estanque existió un olmo que debió secarse, hoy solo esta su tocón como recuerdo y la placa que lo describe.  Dediquémosle la poesía de Antonio Machado

LA LOLA
"La Lola se va a los Puertos.
La Isla se queda sola".
Y esta Lola, ¿quién será,
que así se ausenta, dejando
la Isla de San Fernando
tan sola cuando se va...?
Sevillanas,
chuflas, tientos, marianas,
tarantas, tonás, livianas...
Peteneras,
soleares, soleariyas,
polos, cañas, seguiriyas,
martinetes, carceleras...
Serranas, cartageneras.
Malagueñas, granadinas.
Todo el cante de Levante,
todo el cante de las minas,
todo el cante...
que cantó tía Salvaora,
la Trini, la Coquinera,
la Pastora...,
y el Fillo, y el Lebrijano,
y Curro Pabla, su hermano,
Proita, Moya, Ramoncillo,
Tobalo -inventor del polo-,
Silverio, Chacón, Manolo
Torres, Juanelo, Maoliyo...

Ni una ni uno
-cantaora o cantaor-,
llenando toda la lista,
desde Diego el Picaor
a Tomás el Papelista
(ni los vivos ni los muertos),
cantó una copla mejor
que la Lola...
Esa que se va a los Puertos
y la Isla se queda sola.
                                                                                                       Machado



No hay comentarios: