martes, 1 de junio de 2010

Glorieta de Bécquer - Parque de María Luisa - Sevilla



Se realiza por iniciativa de los hermanos Álvarez Quintero, quienes donaron los derechos de autor  de su obra "la rima eterna" para cubrir los gastos.
Es obra del escultor de Marchena Lorenzo Coullaut. Se ve la figura de Bécquer semi-envuelto en una capa española sobre un octogonal banco de mármol, con tres figuras femeninas  que indican diferentes emociones: el amor que viene,  el amor presente, y el amor que desaparece, o nuestro anhelo, nuestro gozo y el abandono, hay otras dos figuras  en bronce que representan el amor vivo dispuesto a herir y el amor pasado o pérfido que únicamernte deja amargura.






Ttuvo que ser restaurada en 1990, debido al aumento de grosos del Taxodio, circunstancia que va a originar que muy pronto tenga que sufrir otra  restauración
Este rincón es perfecto para escuchar sus versos


RIMA XXX

Asomaba a sus ojos una lagrima
y a mi labio una frase de perdón;
Hablo el orgullo y se enjugó su llanto,
y la frase en mis labios expiró.
Yo voy por un camino: ella, por otro;
pero, al pensar en nuestro mutuo amor,
yo digo aún:- ¿Por qué callé aquel dia?
y ella dirá: - ¿Por qué no lloré yo?

Bécquer, nació en Sevilla en 1836, era hijo de un célebre pintor de las costumbres sevillanas, queda huérfano de padre a los 5 años, a los 9 muere su madre, con 17 viaja  a Madrid buscando fortuna en las letras, tenía una gran facilidad para el dibujo. Trabajando en la redacción del "contemporáneo" escribe la mayoría de sus  leyendas y las "cartas desde mi celda"

Bécquer
en 1862 llega a vivir con su hermano, célebre pintor, viven juntos uno escribiendo y el otro dibujando, mucho les costó salir adelante aunque  llegaron a conseguir una modestra estabilidad.
El legado de Gustavo Adolfo Bécquer son sus rimas en las que deja ver lo melancólico y atormentado de su vida. En el género de leyendas escribe la célebre "Maese Pérez el organista", "Los ojos verdes" "Las hojas secas" "La Rosa de pasión". Escribió ensayos como "La mujer de piedra" " La noche de los difuntos" "un drama""el aderezo de  esmeraldas" , hizo descripciones de "La Basílica de Staª.Leocadia" "el solar de la casa del Cid" "El enterramiento de Garcilaso de la Vega", dentro del costumbrismo  "Los compadres" " las jugadoras" " La Semana Santa en Toledo" "El café de Fornos" entre otras
en 1870 muere su hermano, lo que representa un duro golpe que le hizo enfermar, muriendo  el 22 de diciembre de ese mismo año.

banco
Su poesía enlaza la mejor lírica de nuestros místicos del siglo XVI con la obra de la generación del 27


la glorieta se encuentra vallada para evitar el vandalismo




En el centro del banco poligonal se encuentra un  extraordinariao árbol "El ciprés de los pantanos"  Taxodium distichimnos y a su alrededor unos ejemplares de Tejo (Taxus baccata), Acantos ( Acanthus mollis) y Hiedra (Hedera)
Rodea el monumento un parterre con jardinería según época

Anaquel para libros, hoy en el patio de la Delegación de Parques y Jardines, por aquello del vandalismo

Testimonio de la última restauración 

2 comentarios:

F.J.R.M. dijo...

Habéis olvidado un detalle muy impotante de esta glorieta; un detalle que aprendí hablando con los ancianos, costumbre, tristemente perdida.

Antes de la Guerra Civil, en esta glorieta había libros que la gente depositaba, leía y devolvía para que otro pudiera leerlos de nuevo. Al comenzar el "movimiento" decapitaron a Becquer y los libros "desaparecieron". Ninguno de mis amigos conoce esto, jamás he hablado con un joven que lo supiera y, creo, que tampoco con ningún "adulto". Sólo los ancianos, enorme fuente de conocimiento que olvidamos, saben que la glorieta lleva casi 100 años muerta.

Hasta que no vuelvan los libros, Becquer no volverá a la vida.

maria rosa dijo...

son diversas las glorietas que tienen anaqueles para contener libros, la misma plaza de España los tiene, me temo que el vandalismo es causa de que hoy no puedan dejarse libros, no obstante hubo una empresa SVQ, que estuvo encargada de dinamizar el parque que llego incluso a ponerlos y luego retirarlo, hoy creo que la crisis ha hecho rescindir el contrato, con ello los libros, los conciertos, la opera, y un etc
pero la lacra mayor es el vandalismo, esto es tarea de todos