viernes, 2 de marzo de 2012

Glorieta de los Marineros Voluntarios / Monumento a Juan Sebastián Elcano / Parque de María Luisa / Sevilla


Ya en tiempos remotos se había llegado a la conclusión de que la luna y el sol que se mostraban como un disco circular debían de tratarse de cuerpos esféricos. Por lógica si el sol iluminaba la tierra y proyectaba su sombra sobe la superficie de la luna la única forma geométrica cuya sombra es circular es la esfera, por tanto la tierra tenía que ser esférica. Pero un  observador no podía darse cuenta de su curvatura. Así la primera prueba directa de la esfericidad de la Tierra  tardaría en llegar casi XVI siglos.

El acontecimiento vino de la mano de Fernando de Magallanes cuando parte de Sevilla con cinco naves, la Santiago, la San Antonio, la Concepción, la  Trinidad y la Victoria,  y doscientos cincuenta hombres, ondeando la bandera de España, por encargo de Carlos V, el 10 de agosto de 1519
Su objetivo,  alcanzar las islas de las especias a través de occidente

Fue Magallanes el primer navegante que guió una expedición desde Europa a Asia por la ruta del Oeste,  en 1520 cruzaron un paso que bautizaron como estrecho de Magallanes, encontrándose con el mayor de los océanos que denominaron pacífico pues lo encontraron en calma, tardaron 100 días en cruzarlo
 
azulejo conmemorativo de la primera circunvalación a la tierra
 
Magallanes falleció combatiendo contra los indígenas en una de las islas que había descubierto, islas que recibieron el nombre de filipinas en honor del hijo de Carlos V y aunque no pudo terminar el recorrido, es reconocido como el primero en circunvalar el mundo.

El impacto histórico de su viaje consistió en demostrar que efectivamente  el mundo era redondo, abriendo una ruta comercial a los exploradores de todo el mundo.
También fue el primer europeo en alcanzar Tierra de Fuego, al final de la Patagonia (Argentina), y en descubrir el pasaje que une los dos océanos bautizado con el nombre de estrecho de Magallanes
En Septiembre de 1522 llegó  a puerto  la nao Victoria, cargada de especias, con 18 hombres   los únicos que había logrado sobrevivir  al viaje de circunvalación  iniciado  por Magallanes y que se logró terminar al mando de Juan Sebastián Elcano
Habían realizado la proeza de ser los primeros en dar la vuelta al mundo
Se había demostrado que la tierra era redonda.
Nada más desembarcar, cansados y extenuados,  se dirigieron a la Catedral de Sevilla para dar gracias a la virgen por su regreso

Para conmemorar esta hazaña el Ayuntamiento de Sevilla convocó un concurso público para  levantar un monumento a Juan Sebastián Elcano, resultando ganador el   proyecto del escultor Antonio  Cano Correa, piedra, bronce, agua y vegetación eran los elementos elegidos para conformar el monumento



Si viniendo de la Plaza de España, atravesamos la avenida de Rodríguez Casso, o Avenida de los magnolios, al salir del parque nos encontramos con la magnífica glorieta dedicada a Juan Sebastián Elcano
La figura de Juan Sebastián Elcano tiene 2 metros de altura representa  su entrada triunfal en Sevilla, saludando con la mano Izquierda, en la derecha porta las cartas de navegación, en sus pies vemos una gaviota, representa un símbolo marino
Detrás, sirviendo de telón de fondo,  un paramento de piedra caliza, en él se encuentra tallado un mapamundi en hueco-relieve, a su lado una columna de 12 metros de altura y 2 de diámetro
En esta columna encontramos tallados, hasta su tercera parte y  en relieve episodios del viaje, la documentación procede de la crónica del marino Antonio Pegaffeta
Consta de 4 niveles con 10 figuras por nivel, 40 figuras en total que ocupan una superficie de 48 m2
En el primer nivel se  vemos  la partida de la expedición de Sevilla, con figuras que representan diversas clases sociales  que  salieron a despedir la expedición, representado a la clase alta hay dos figuras entrelazadas  con un lujoso vestuario decorado.
Algunos de estos personajes tienen la cara de personajes reales, así,  aparecen los rostros de José Hernández Díaz, Antonio Sancho Corbacho. Como clase trabajadora está el escultor en el que se autorretrató vistiéndose de la época, puso  un perro a sus pies en señal de fidelidad. En el marinero vuelto de espalda retrata a su hijo
En el segundo nivel, se representa el contacto con los pueblos donde desembarcan, vemos marineros mirando el horizonte, portando velas, víveres,  algunos desnudos con guirnaldas de flores
En el tercer nivel se representa la lucha con estos pueblos y la muerte de Magallanes, podemos ver su cuerpo abatido, lanzas,  espadas, etc , ha distinguido dos escenas separadas por um árbol, a un lado los indígenas y al otro los navegantes

En el cuarto nivel se representa el regreso a Sevilla y la visita a la Virgen de la Antigua, en la Catedral de Sevilla  para dar las gracias por haber sobrevivido, también se divide en dos grupos  a derecha e izquierda, sobre ellos dos ángeles, el frente de la marcha, Juan Sebastián Elcano, sobre su cabeza aparece el año en que se termino (Sevilla, año 1972, NODO) y en una cinta que cuelga de su espalda aparece la firma de Antonio Cano
Como remate a la columna una rosa de los vientos de bronce para darle el toque marinero
Todo tiene significado, el agua representa el mar, los surtidores le dan el movimiento y la vegetación le aporta colorido
Y como fantástico fondo, el Parque de María Luisa
Tardó tres años en realizarlo, dos en modelas las figuras y un año en tallar la columna in situ, con un solo ayudante, terminado el monumento, con 64 años de edad se dedico a la pintura
Nació en Guajar Faraguit, pueblo de la cornisa mediterránea granadina, falleció habiendo cumplido los 100  años.
Fue catedrático  de talla en la Escuela Superior de Bellas Artes de Sevilla, siendo numerosos los premios y reconocimientos a su labor
Premio extraordinaria en la Escuela de Artes y Oficios de Granada
Primera medalla en la exposición regional, en el Centro Artístico de Granada
Premio extraordinario de la escuela de Artes y Oficios de Madrid
Tercera medalla de escultura en la expo Nacional de BB.AA de Madrid, con la obra de Cristo Yacente
Segunda medalla de escultura,  en la exposición nacional de BB:AA con la obra Muchacha del Cántaro
Primer premio de escultura en el concurso Nacional del Ministerio de Educación y Ciencia  con la obra Maternidad
Primer premio  en el concurso nacional de escultura convocado por le Dirección General de Colonización para erigir una estatua a San Isidoro
Primera medalla de escultura, en la exposición nacional de BB.AA. con la obra Relieve de San Martín
Primer premio del concurso convocado por la Fundación Rodríguez Acosta para una medalla a García Lorca
Medalla de Oro de la Ciudad concedida por el Ayuntamiento de Granada
Medalla de  Honor por la Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría de Sevilla, en la modalidad de Escultura y Pintura
En Sevilla podemos además admirar las esculturas de “Señoritas tomando el Sol” en la Glorieta de la Cigarreras en el Barrio de los Remedios 

Las portadas en la Universidad (Fabrica de Tabaco), de la Facultad de Derecho y detalle en la de Ciencias
 
 
 
 
 
 
La portada de la Iglesia de San Lorenzo
 
Y la escultura de Alfonso X el Sabio en la Capilla Real de la Catedral



JUAN SEBASTIAN ELCANO
 

Marino español que participó en la primera vuelta al mundo, quedando al mando de la expedición tras la muerte de Fernando de Magallanes
Nació en 1476 en Guetaria (Guipuzcoa), desde joven se enroló en barcos pesqueros y comerciales adquiriendo experiencia marinera,
Formó parte de la expedición militar contra Argel, dirigida por  Francisco Jiménez de Cisneros.
Al regresar se estableció en Sevilla, aquí es donde conoció el proyecto de Magallanes para descubrir la ruta de las Indias occidentales. Se alisto  en esta expedición como contramaestre de la Nave Concepción
Zarparon de Sanlúcar de Barrameda en Septiembre de 1519, La expedición estuvo plagada de contratiempos
Después de la muerte de Magallanes e Filipinas en 1521, durante una escaramuza con los indígenas, fue elegido jefe de la expedición Gonzalo Gómez de Espinosa y al frente de la nave Victoria Juan Sebastián Elcano, después de arribar en las Islas Molucas se inició el regreso a España
La Trinidad navegaba mal y se quedó en  Tidore para su reparación. Elcano toma el mando para su regreso
Tenía problema de volver sin conocer el camino de regreso por el Pacifico por lo que eligió volver por los mares portugueses, hacia el oeste bordeando África y rutas conocidas
Tras atravesar el Índico y dar la vuelta a África completo la circunnavegación de la tierra consiguiendo regresar al punto de partida, Sanlúcar de Barrameda, el 06/09/1592 en la nao Victoria, junto con 17 supervivientes.


 

El 8 de septiembre fue descargada en Sevilla la única  nave que logró regresar

Murió de escorbuto en 1525 a bordo de la nao Victoria cuando participaba en una expedición  de García Jofre de Loaisa a las Molucas
El Rey Carlos I de España le concedió una renta de 500 ducados de oro anuales y como escudo una esfera del mundo con la leyenda en latín “Primus cincundediste me” El primero que me dio la vuelta
En Sevilla, Junto al Rio, al lado de la Plaza de Cuba

 


El buque escuela de la Armada Española lleva su nombre

FERNANDO DE MAGALLANES
Nace en Sabrosa (Portugal) en 1480, navegante portugués l servicio el rey de España, fue el primer europeo en pasar desde el océano Atlántico al Océano Pacífico, descubriendo lo que hoy denominamos estrecho de Magallanes, con 10 años sirvió como paje en la corte de  la reina Leonor esposa de Juan II de Portugal. Se casó en Sevilla y tuvo dos hijos uno murió al nacer y otro siendo muy niño

Participó en la conquista de Malaca, las cartas de su amigo Serrao que había  partido en la primera expedición a las Islas de las Especias, serian decisivas, pues en ellas obtuvo información  sobre los lugares productores de especias. Después de participar en la batalla de Azamor (Marruecos)  fue acusado de comerciar ilegalmente con los moros. Rechazo la oferta de   formar parte de la tripulación de un navío portugués y se dedico a estudiar cartas de navegación , investigando la posibilidad  de que las Molucas estuvieran en la zona española definida en el Tratado de Tordesillas y la posibilidad  de llegar a las Molucas por Occidente, consiguió la aprobación de  Carlos I, que lo nombra capitán, para que parta en busca de la isla de las Especias, mas adelante los asciende a comendadores y les otorga una serie de privilegios
Con muchos incidentes comenzó la preparación del viaje que debería de partir de Sanlúcar de Barrameda. La tripulación era variopinta
Antonio Pigaffeta, cronista y cartógrafo de la Republica de Venecia, participo en la expedición a  sus propias expensas y escribió un diario completo del viaje, siendo uno de los pocos en regresar, nos legó un importante registro de donde se pudo extraer mucho de los que se sabe de este episodio
La expedición partió de Sevilla  en agosto de 1519 y de Sanlúcar de Barrameda el 20 de septiembre
Propiciado por los inhóspito del paisaje,  la escasez de víveres y el deseo de regresar , sufrió  una conspiración  dirigida por el capitán de la Concepción  y Juan de Cartagena que  había sido relevado del mando  de la San Antonio , logró sofocarla, uno de los amotinados fue asesinado y los restantes  condenado a muerte y abandonado en la costa
Una vez superado el suceso llegaron a la zona que en honor el día en que se encontraban 1 de noviembre llamaron estrecho de todos los santos, más tarde estrecho de Magallanes. Cruzarlo fue una ardua tarea. Una vez superado llegan al mar Pacífico, así denominado porque no encontraron tempestades
A esta expedición no le faltaron contratiempos ni dificultades, entre  el estrecho de Magallanes y las Islas Molucas, no encontraron ningún punto de tierra así el hambre y el escorbuto se cebaron con la tripulación. A de Pigaffeta describe:
“La galleta que comíamos ya no era más pan sino un polvo lleno de gusanos que habían devorado toda su sustancia. Además, tenía un olor fétido insoportable porque estaba impregnada de orina de ratas. El agua que bebíamos era podrida y hedionda. Por  no morir de hambre nos hemos visto obligados a comer trozos de cuero que cubrían el mástil mayor a fin de que las cuerdas no se estropeen contra la madera… Muy a menudo, estábamos reducidos a alimentarnos de aserrín; y las ratas, tan repugnantes  para el hombre, se habían vuelto un alimento tan buscado, que se pagaba hasta medio ducado por cada una de ellas… Y no era todo. Nuestra más grande desgracia llegó cuando nos vimos atacados por una especie de enfermedad que nos inflamaba   las mandíbulas hasta que nuestros dientes quedaban escondidos…”
En marzo de 1521 encontraron una isla en la que aprovecharon para descansar y recoger víveres
Magallanes pereció en la batalla de Mactán  con una tribu, en la isla filipina de Mactán
Tras su muerte es elegido jefe de la expedición  Gonzalo Gómez de Espinosa y al frente de la nave Victoria el capitán Juan Sebastián  Elcano , tras arribar a las Molucas, se inicia el viaje de regreso que ya hemos comentado  
 


No hay comentarios: